reclamar plusvalia municipal en málaga

La plusvalía municipal o como algunos la conocen… IIVTNU (Impuesto del Incremento del Valor del Terreno de Naturaleza Urbana), es aquel tributo que todo ayuntamiento aplica a la trasmisión de la propiedad urbana que acontece en su municipio (sea por compraventa o herencia). Indiferentemente de la existencia de un incremento de valor, beneficio o enriquecimiento patrimonial. A medida que un inmueble permanezca más años en las manos de una persona, mayor deberá ser la plusvalía a abonar. Dicho impuesto nada tiene que ver con el impuesto de sucesiones, impuesto de trasmisiones patrimoniales o declaración de la renta anual en función de los beneficios patrimoniales, esLeer Más

El Impuesto de Sucesiones es uno de los impuestos mas antiguos de nuestra historia, toda vez que fue en la época del Imperio Romano cuando se instauró con la intención de ayudar a costear las contiendas militares acaecidas en las fronteras del mismo, siendo dicho gravamen la friolera cifra de un 1% sobre el caudal hereditario del fallecido. Este artículo va dirigido a encontrar el “talón de Aquiles” del mismo y el por qué de su existencia supone “La Espada de Damocles” del ahorrador medio, en Andalucía… El Impuesto de Sucesiones es un impuesto estatal cedido a las comunidades autónomas (entre otros impuestos) con elLeer Más

La crisis económica a nivel global ha empujado a los países con déficit comercial (véase España) a impulsar una creciente internacionalización empresarial, acto que ha supuesto una significativa inversión para esta faceta y por consiguiente un cambio de mentalidad en nuestro concepto de ventas, clientes y logística. El globalismo ha impulsado a que las empresas crucen las fronteras en busca de clientes y demandas hasta entonces desconocidas, adaptarse, evolucionar y reinventar cuanto eran y tenían aprendido hasta la fecha y sin duda ha influido en los precios, este a su vez ha coaccionado los salarios y estos últimos han condicionado el poder adquisitivo del propioLeer Más

Con su permiso, me van a disculpar si evito hablar del tema que nos atañe durante unas cuantas líneas con el fin de introducir el mismo a través del siguiente prólogo, imaginativo y sin intención alguna de ofender. El “boom” de la construcción es un recuerdo agridulce de la década pasada que nos ha hecho añorar y maldecir en igual manera. Mientras las entidades financieras se encontraban acomodadas por el respaldo del Estado y la financiación europea, se concedían préstamos, créditos y una cantidad de productos financieros tan variopinto que harían que Adam Smith se levantara de su tumba y nos repitiera hasta la saciedadLeer Más