¿Qué tienen en común la Plusvalía Municipal y la Cláusula Suelo?

reclamar plusvalía municipal en malaga

¿Qué tienen en común la Plusvalía Municipal y la Cláusula Suelo?

En ambos casos, los altos tribunales españoles declararon la nulidad parcial o total de las mismas. Cierto que corresponden a jurisdicciones distintas, pero ambas tienen en común la palabra NULIDAD y en ambas se han pronunciado, o se pronunciarán, los altos tribunales señalando excepciones para recuperar lo abonado en función de unas fechas, sentencias o condiciones de lo más variopinto.

La nulidad, esa palabra que los doctos en la materia tratan de retorcer hasta el infinito, sea por la influencia política o el parcheo catastrófico ocasionado por los abusos legislativos pasados, presentes y futuros.

 

Aún recuerdo las enseñanzas de mi profesora de Derecho Constitucional cuando cursaba 1.º de Derecho. Con buen atino y explicación nítida nos hacía hincapié entre la diferencia que existe entre NULIDAD y ANULABILIDAD. Sin pretensión de hacer alarde de conocimientos sino de un mero recuerdo, mi docta profesora insistía en que todo lo que se declaraba NULO no era una declaración de que algo estuviera bien o mal, era una declaración de que ese algo “jamás llegó a existir” (ni antes, ni ahora, ni luego) desde su origen (“ex origine”).

Siento dificultad para comprender como tan altos magistrados y de experiencia tan extensa intentan excusar la NULIDAD, de uno o varios artículos de una Ley o del total de la misma, con limitaciones a la nulidad per se.

 

La Cláusura Suelo fue declarada NULA por el Tribunal Supremo mediante sentencia del mismo, pero condicionó la cantidad reembolsable a lo indebidamente abonado a partir de la fecha de publicación de la mencionada sentencia. En la actualidad, las entidades financieras reembolsan las cláusulas suelo desde el origen del préstamo objeto (con ciertas excepciones). Ha hecho falta que los magistrados se pronuncien a favor del ciudadano y en contra del Tribunal Supremo.

La Plusvalía Municipal, de idéntica forma, ha sufrido sentencia del Tribunal Constitucional declarando nulo el artículo que calcula el impuesto en sí, pero sólo sentencia que las cantidades a reembolsar serán las ventas que hayan sufrido beneficios en su transmisión. No soy capaz de imaginar cómo calcular el hecho impositivo de la Plusvalía si el artículo que regula su base imponible “jamás llegó a existir” ni tampoco a estipular un beneficio tangible en dicha transmisión si las reglas de cálculo sobre el citado hecho imponible no tienen en cuenta la inflación, la crisis inmobiliaria o la caída de los valores reales de los inmuebles por debajo de sus valoraciones catastrales.

 

¿Hay que volver a recurrir e insistir o suponemos que en el caso de la Plusvalía Municipal, El Tribunal Supremo defenderá los derechos de los contribuyentes frente a los abusos puntuales de la Administración?

Seria dicotomía hemos de sufrir cuando nos dicen que la Administración somos todos, o unos pocos. ¿Por qué el ciudadano medio ha de pagar diferentes impuestos sobre un mismo hecho imponible a distintas administraciones?

PaGrean | Gestión Inmobiliario-patrimonial

Email: info@pagrean.es

www.pagrean.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *