Plusvalía “Zero”

reclamar plusvalia municipal en málaga

Plusvalía “Zero”

La plusvalía municipal o como algunos la conocen… IIVTNU (Impuesto del Incremento del Valor del Terreno de Naturaleza Urbana), es aquel tributo que todo ayuntamiento aplica a la trasmisión de la propiedad urbana que acontece en su municipio (sea por compraventa o herencia). Indiferentemente de la existencia de un incremento de valor, beneficio o enriquecimiento patrimonial. A medida que un inmueble permanezca más años en las manos de una persona, mayor deberá ser la plusvalía a abonar. Dicho impuesto nada tiene que ver con el impuesto de sucesiones, impuesto de transmisiones patrimoniales o declaración de la renta anual en función de los beneficios patrimoniales, es OTRO impuesto, otro gravamen, otra razón por la que contribuir a las maltrechas arcas administrativas, maltratadas y mal ejecutadas por aquellos que las gestionan.

 

El mencionado impuesto municipal ha sufrido, recientemente, un importante revés por parte del Tribunal Constitucional de España, por el cual a través de su Sentencia 59/2017, de 11 de mayo de 2017, declara nulo e inconstitucional “ex origine” el artículo del Texto Refundido de la Ley Reguladora de Haciendas Locales que regula el cálculo de la base imponible de la mencionada Plusvalía Municipal a nivel nacional.

…Esto nos hace preguntarnos, ¿es inconstitucional el impuesto de la plusvalía municipal? No. ¿Es inconstitucional el cálculo de la plusvalía municipal en la regulación actual? Sí. ¿Es solo inconstitucional e ilegal el cobro de la plusvalía cuando no se genera un incremento patrimonial? Sí y no.

Explicamos el porqué:

reclamar la pluvalia municipal en malagaEn el año 2017 se publicó la Sentencia antes citada, la cual y en razón de una lógica aplastante declaró inconstitucional y nulo el artículo 107.1 y 107.2 del Texto Refundido de la Ley Reguladora de Haciendas Locales que regulaba el cálculo de la base imponible del citado impuesto, por el cual se regulan todas las plusvalías municipales que declara, que si se vende o hereda un inmueble urbano por un valor inferior por el que se trasmitió, el impuesto en sí es nulo y abusivo dado que “per se” perdería el sentido del mismo que en su origen fue gravar el beneficio obtenido, sin contar inflación, gastos o mejoras. Por esta razón sabemos y probamos que, por esta sentencia, toda aquella plusvalía abonada antes de cuatro años y un mes (compraventas) o cuatro años y seis meses (herencias) cuya pérdida patrimonial entre la adquisición y este último acto resulten probables, son nulas y reembolsables.

Ahora bien, vamos a más.

El Tribunal Constitucional ha expresado contundentemente y de forma nítida que el artículo que regula el cálculo de la base imponible del citado impuesto es nulo desde SIEMPRE y eso nos hace pensar que todos aquellos que satisficieron dicho impuesto, sea por compraventa o por herencia, lo hicieron injustamente porque (hablando en plata) si aquel que fundamenta el cálculo de una obligación en unos intereses pactados en función de una fórmula y luego resulta que dicha fórmula está mal hecha, ¿cómo se supone que se podrá calcular dicho interés con una fórmula errónea? La respuesta es que no se puede, por lo tanto, dicho impuesto sería incobrable e inexigible. Mientras no se reforme le ley que lo regula o la propia fórmula “errónea”, siendo ambos lo mismo y, por ende, NO EXISTE EL ARTÍCULO QUE CALCULA EL IMPUESTO Y POR TANTO LA LEY DEL MISMO CARECE DE SENTIDO.

 

 

Desde la citada publicación de la mencionada sentencia se han recurrido plusvalías, con o sin beneficios, y es ahora cuando los Juzgados de lo Contencioso Administrativo de este País se pronuncian de la siguiente manera:

  1. — En primer lugar, porque no nos encontramos realmente ante un fallo interpretativo, pues la sentencia del Tribunal Constitucional no señala que los preceptos son constitucionales si se interpretan de tal o cual modo, sino que aquella directamente los ha expulsado del ordenamiento jurídico ex origine.
  2. — En segundo lugar, porque, eliminados los artículos 107.1 y 107.2 del Real Decreto Legislativo 2/2004, de 5 de marzo por el que se aprueba el Texto Refundido de la Ley Reguladora de las Haciendas Locales, ha desaparecido la definición de la base imponible del tributo y la posibilidad de cálculo del valor del terreno en el momento del devengo.
  3. — En tercer lugar, porque la sentencia del Tribunal Constitucional ha rechazado una interpretación salvadora de los preceptos legales expulsados del ordenamiento jurídico ex origine, negando la posibilidad de que los órganos judiciales constituyan la norma y puedan bien determinar la existencia o no de incremento de valor, bien fijar los elementos de la base imponible, los períodos y los porcentajes correspondientes, al considerar esta posibilidad contaría al principio de seguridad jurídica previsto en el artículo 9.3 de la Constitución Española, al principio de reserva de ley en materia tributaria, proclamando en el artículo 31 de nuestra Carta Magna, y al principio de igualdad, establecido en el artículo 14 de la Constitución.
  4. — En cuarto y último lugar, porque la expresión de la Sentencia del Tribunal Constitucional “son inconstitucionales y nulos, pero únicamente en la medida que someten a tributación situaciones de inexistencia de incremento de valor” no está dirigida a los órganos judiciales sino al legislador. Quien habiendo sido declarado constitucional el tributo de la plusvalía en sí, debe proceder a su regulación de tal manera que se ajuste a la constitucionalidad y únicamente someta a tributación supuestos de incremento de valor.

 

Son por todas estas razones por las que nos posicionamos a favor de todas aquellas plusvalías abonadas en los cuatro años anteriores a la lectura de estas palabras hasta la inminente reforma del Texto Refundido de la Ley Reguladora de Haciendas Locales en su artículo que regula el cálculo de la base imponible del tributo de la plusvalía municipal, en la cual se han puesto de acuerdo PP, PSOE, CIUDADANOS, PODEMOS e IU para su inminente reforma, sin previo aviso por parte de ninguna cadena televisiva nacional. Informamos y se informa que lo único a tener en cuenta es que dicha plusvalía requiere del requisito de no prescripción en cuanto a su reclamación legal. Cuatro años y un mes o cuatro años y seis meses, desde la fecha de lectura de las presentes palabras y hasta la reforma de la ley antes mencionada por todas las fuerzas políticas de esta Nación. Reforma inminente pero no materializada a fecha de hoy.

 

 

PaGrean | Gestión Inmobiliario-patrimonial

Email: info@pagrean.es

www.pagrean.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *